¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Platos de bacalao: pocas calorías para después de Navidad

por / Jueves, 21 enero 2016 / Publicado enNoticias
Bacalao remojado

Después de los excesos navideños, nos subimos a la báscula y viene el propósito de enmienda: “tengo que perder peso”. Si te vas a meter en un plan de vida saludable, tendrás que hacer ejercicio y también cambiar de dieta. ¿Difícil? No tanto, pues tenemos buenas noticias: empieza a comprar bacalao, pues el pescado blanco es justo lo que necesitas.

El pescado blanco es aquel cuyo porcentaje de grasa es menor del 5%. Además, la mayor parte de su grasa se compone de ácidos grasos insaturados como el omega 3, esencial para el organismo y aliado natural en la lucha contra el colesterol. El pescado blanco es una fuente de proteínas de calidad (11-18% de proteína por cada 100 gramos de alimento) y también aporta calcio, fósforo y vitaminas D y B.

En definitiva, pescados como el bacalao te ayudan a mantener una dieta sana y completa. Es, además, una opción versátil. En la venta de bacalao se proporcionan diferentes formatos al cliente, que puede comprarlo salado o desalado, en hojas, en migas o despiezado o ya preparado. El bacalao precocinado es fácil de cocinar y perfecto para el consumo inmediato. Y, si lo compramos salado, tendremos la seguridad de tener siempre pescado en casa. Una forma sencilla de garantizar su consumo, del que se recomiendan, al menos, tres raciones semanales.

Existen preparaciones de bacalao perfectas para incluir en un régimen saludable ideal para superar los excesos de fechas como la Navidad. El bacalao desalado aporta solo unas 110 kilocalorías por cada 100 gramos, así que no lo perderemos de vista. Existen recetas tradicionales algo excesivas (croquetas, fideuás, arroces, buñuelos…). Pero si evitas los hidratos, puedes disfrutar de sencillos platos de bacalao hervido, cocido o bacalao al vapor, sin salsas calóricas y acompañado con ensaladas (como Esqueixada de bacalao formando parte de ellas) o verduras.

 Buenas recetas de bacalao y adiós a los excesos.

SUBIR